Sacar el RFC online

Documentos y tramites

El obtener tu Registro Federal de Contribuyentes, ya no debe ser una tarea complicada ni laboriosa, puesto que las autoridades del SAT desde hace algún tiempo han mejorado muchísimo sus servicios en línea, para facilitar el que nuevas personas obtengan su homoclave y así comiencen a pagar impuestos.

Para sacar el RFC online, necesitarás contar con una computadora que se pueda conectar a Internet. Te sugerimos que utilices la opción de navegación incógnita de tu navegador (algunos exploradores ya cuentan con esta característica, como, por ejemplo: Firefox o Google Chrome).

La ventaja principal de esta clase de exploración de sitios web es que una vez que cierras las pestañas, la información que has puesto en el navegador se borra definitivamente, sin dejar ningún tipo de rastro.

Obviamente, te recomendamos esta alternativa sobre todo si te quieres inscribir al RFC desde un equipo público, como podría ser aquellos que se encuentran en las bibliotecas o cafés internet.

Sin embargo, si lo vas hacer desde tu casa o lugar de trabajo. Es decir, en un sitio en donde tu computadora está protegida mediante contraseña, no necesitarás tomar tantas precauciones.

Sacar el RFC online

Una vez que tengas abierto el programa para explorar páginas de Internet, escribe en la barra de direcciones: www.sat.gob.mx

La página principal cuenta con una barra de herramientas horizontal. Te pedimos que hagas clic en la pestaña de “Trámites” para que así llegues directamente al lugar en donde podrás comenzar a calcular tu RFC.

Como sabrás existen dos categorías fundamentales de contribuyentes: las Personas Físicas y las Personas Morales. Los ciudadanos nos debemos de insertar en el primer conjunto, ya que el otro está destinado para las empresas privadas.

Dentro del menú Inscripción escoge la alternativa de “RFC con CURP”. Este esquema solo es válido para las personas que reciben un sueldo o Para quienes aún no perciben ningún tipo de ingresos.

Al acceder de inmediato te pedirá que ingreses los 18 dígitos que conforman a la Clave Única de Registro de Población. En caso de que no tengas tu constancia del RENAPO a la mano, te recordamos que éste número lo puedes encontrar en tu credencial para votar expedida por el Instituto Nacional Electoral.

Luego colocar el código de verificación que aparece en la parte inferior de la pantalla. Al darle clic en continuar revisa que tus datos sean correctos.

Es muy importante que leas el recuadro azul que se muestra al final de esa nueva pantalla, ya que ahí el sistema te indicará si tú ya cuentas con tu Cédula de Identificación Fiscal o no.

Algo que ocurre con bastante frecuencia es que los patrones inscriben a sus trabajadores al SAT, sin notificarles directamente. Es por ello que muchas personas no saben que ya son personas físicas.

Más adelante el sistema te pedirá que indiques la cantidad de ingresos que percibes, así como que pongas una dirección fiscal. Es decir, una ubicación física en donde deseas recibir avisos y notificaciones.

Finalmente aparecerá un acuse en donde se te indicará que no tienes obligaciones fiscales registradas. Repetimos, este escenario sólo le ocurrirá a quienes se inscriban al RFC, pero que aún no hayan empezado a trabajar formalmente.

Ese acuse lo puedes imprimir o almacenar en tu computadora, para más información puedes consultar comosacarelrfc.com, cuentan con una herramienta bastante útil y funcionar para sacar el RFC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *